¿En qué se parece una web a una casa?

Casa flotante

Hay más similitudes entre una vivienda y un sitio web de lo que podría parecer. Aquí tienes una docena:

  1. Precio: tranquilo. No te proponemos hipotecar tu casa para crear una web. El parecido viene por otro lado. Si te preguntaran: ¿cuánto cuesta una casa?, ¿qué responderías? Depende. Depende del tamaño, de la ubicación, de la calidad de los materiales y de la construcción, etc. Pues con las web ocurre lo mismo: su precio depende de su tamaño, de la calidad técnica con que este construida, de la calidad y originalidad de su diseño, de la calidad y originalidad de su contenidos y un largo etcétera.
  2. Objetivos: cada proyecto debe adaptarse a quien vaya a usarlo. Ya sabes que no es lo mismo un pisito de soltero que una vivienda familiar. Lo mismo ocurre con las webs. Una dirigida a los jóvenes debe ser por fuerza muy distinta a una enfocada a las familias.
  3. Construcción: levantar viviendas en tiempo récord es costoso y puede puede ir en detrimento de su calidad. Lo mismo sucede cuando construyes una web. Y si en mitad de la construcción decides cambiar el proyecto para reubicar los baños, por ejemplo, subirán los costes y se alargará el plazo de ejecución. Lo mismo ocurre cuando a mitad del proceso de construcción de una web, decides cambiar el proyecto.
  4. Cimientos: no se ven, pero son fundamentales. Tanto que si están mal hechos, un día todo se puede venir abajo. Pues las webs también tienen basamentos fundamentales para funcionar. Uno de ellos es el gestor de contenidos, que además debe ser instalado y mantenido correctamente.
  5. Calidad: en una vivienda de calidad hay cosas que saltan a la vista, como ciertos materiales nobles, pero hay otras cosas que hacen una gran diferencia, pero no se ven. Por ejemplo, una buena fontanería. Lo mismo ocurre con una web bien hecha: tiene elementos que no se ven que hacen que funcionen mucho mejor que la mayoría.
  6. Diseño: no basta que una casa sea bonita, debe ser cómoda, funcional, acogedora y sus sistemas -eléctrico, sanitario, etc- deben funcionar correctamente. Para que una web sea eficaz, no basta con que sea bonita, su diseño debe ser funcional.
  7. Ubicación: que tu casa esté en un sitio cómodo y agradable, mejora tu calidad de vida y aumenta su precio. Que una web esté bien posicionada en los resultados de búsqueda adecuados contribuye a captar clientes y mejora tu negocio. La diferencia es que la ubicación de una casa es fija, mientras que el posicionamiento web es variable, por eso obtener buenos resultados de búsqueda es un trabajo constante.
  8. Comodidad: casas y webs pueden hacerte la vida más fácil si están bien concebidas y realizadas. Y eso hay que pagarlo.
  9. Seguridad: si no te dejas la puerta de casa con la llave puesta, para administrar tu web toma medidas de seguridad y no uses contraseñas obvias -como 123456-.
  10. Mantenimiento: son muchas las tareas de mantenimiento que requiere un hogar, desde la limpieza diaria hasta la pintura periódica, pasando por muchas otras que sin mucho esfuerzo te vendrán a la memoria. Sin embargo, son pocas las personas que recuerdan que las webs también requieren tareas de mantenimiento -como actualizaciones de software, limpieza de bases de datos, etc- que si no se hacen pueden poner en serio peligro su seguridad y funcionamiento.
  11. Tu lugar en el mundo: si tu casa es tu lugar en esta Tierra, tu web debe ser tu lugar en la red. Porque en otros sitios, como Facebook o eBay, siempre estarás de prestado y un buen día podrían desaparecer o dejarte fuera.
  12. Lo importante está dentro: si la esencia de una casa son sus habitantes, en la la red lo fundamental es lo que se dice y como se dice. Porque en Internet el contenido es el rey. Porque es el contenido -es decir las palabras, las imágenes, los argumentos- lo que permite seducir a los visitantes para convertirlos en clientes.

Seguro que si lo piensas encontrarás más interesantes similitudes entre una casa y una web. Nos encantaría que las compartieras con nosotros escribiendo un comentario.

Si te interesó este artículo y quieres recibir gratis más información útil para tus negocios online, no lo dudes,

Suscríbete a nuestro boletín

Imagen: Shigeko Tachikawa/Creative Commons.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:, , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario