¿Por qué decimos no a la tasa Google?

Stop

Expertos en la manipulación de la información la bautizaron tasa Google, pero debería llamarse tasa AEDE, porque fue hecha para beneficiar a los miembros de la Asociación de Editores de Diarios Españoles o AEDE.

Esos diarios cuyo modelo de negocio hace aguas. Esos grandes medios que están cambiando a sus directores -como ya lo han hecho La Vanguardia y El Mundo y pronto lo hará El País- para hacerlos más del gusto del gobierno y a cambio recibir más publicidad institucional.

Una publicidad institucional que pagamos todos y que no se distribuye en base a las audiencias, sino que las autoridades otorgan discrecionalmente y sin explicaciones.

Pero, para, para.

¿Qué me cuentas? ¿Qué tiene que ver esto contigo y conmigo? ¿En qué afecta todo esto a las pymes y a los negocios en Internet?

Mucho. Te cuento. Vayamos por partes.

¿Qué es la tasa AEDE?

Es un canon que tendrán que pagar Google, Menéame, Bitácoras o cualquier agregador de noticias por citar y enlazar informaciones publicadas por los periódicos miembros de la AEDE pero también por cualquier otro, incluyendo blogs como este, El Secreto.

Pero, ojo porque la norma no es clara y tu blog o el mío podría considerarse un agregador de noticias.

¿Cómo?

Supongamos que tienes una empresa dedicada a sistemas de ahorro energético y aparece un cambio en la legislación que permite a tus potenciales clientes ahorrarse un dinerillo por emplear los productos y servicios que ofreces.

Entonces, tú lo explicas en el blog de tu empresa y para aclarar más, citas y enlazas a todas las informaciones y comentarios que sobre el tema han aparecido en periódicos, revistas o cualquier otra publicación digital.

Y como es un tema en evolución y que consideras de interés, comienzas a ofrecer semanalmente citas y enlaces a las novedades que se van publicando.

¿Se consideraría entonces tu blog un agregador de noticias? Parece que si lo haces periódicamente sí, aunque ni siquiera los expertos lo saben con seguridad, como explica el abogado David Maeztu en Genbeta.

Por lo tanto, como no hay reglas claras no sabes muy bien qué puedes hacer para no incurrir en costes extras. Unos costes que por el momento se desconocen.

Pero hay más.

Un derecho irrenunciable que otros cobrarán por ti

Si tienes un blog, tienes mucho interés en que sus entradas aparezcan en agregadores de noticias, porque ello atraerá visitas, tal como les ocurre a los periódicos de la AEDE.

Con ello tú, a diferencia de los miembros de la AEDE, estás más que satisfecho. Pero nuestros legisladores han decidido por tí que además tienes derecho a una compensación económica.

Vale, dices tú, yo renuncio a esa compensación porque con aparecer en los agregadores me considero bien pagado.

Pero no puedes, porque nuestros legisladores han decidido que el tuyo es un derecho irrenunciable.

Pero no te preocupes, porque no tendrás que ir buscando a todos los agregadores para cobrarles por tu derecho irrenunciable, porque en esto también han pensado nuestros legisladores… y otro lo hará por ti.

Si se trata de textos los cobrará una entidad llamada Cedro y si son imágenes lo hará Vegap. Pero lo que nuestros legisladores no han decidido es cómo se repartirán estos derechos.

Así, aunque Cedro o Vegap cobren un dinero en tu nombre, puede que nunca veas un duro.

Bonito impulso a nuestras empresas, ¿verdad?

Por eso te pedimos que tú también digas no a esta tasa.

Porque pretende favorecer a medios acríticos a nuestra costa.

Como si no fuera suficiente con darles discrecionalmente la publicidad que pagamos todos.

Pero además, esta tasa tiene aún más consecuencias negativas, tanto políticas como económicas.

Lo explican muy bien estos artículos:

Quieres recibir gratis información premium sobre negocios online,

Suscríbete ya a nuestro boletín

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario