La velocidad web es clave para ganar dinero en Internet

Velocidad de carga de una web

Cuanto más rápida sea tu web, más posibilidades de ganar dinero tendrás.

La velocidad de carga de tu web es importantísima si quieres ganar dinero en Internet. Pero, ¿por qué es tan importante?

Porque si tu web es lenta y tarda en cargarse la gente no esperará a verla entera y se irá sin siquiera pensar en comprarte nada.

Y además, Google lo tendrá muy en cuenta y no aparecerás en los primeros puestos en sus resultados de búsqueda.

Estos argumentos deberían convencer a la mayoría de las personas que tienen o quieren tener negocios en Internet de la enorme importancia de la velocidad de sus sitios webs, pero te aseguro que merece la pena profundizar en el tema porque cuando veas las cifras, no te quedará ninguna duda, así que te invito a seguir leyendo.

Empecemos por el principio,

¿Qué es la velocidad de carga de una web?

Nuestro Diccionario explica que la velocidad de carga

es el tiempo que pasa desde que un visitante llega a un sitio web hasta que puede visualizarlo. Es muy importante porque cada vez tenemos menos paciencia, sobre todo cuando navegamos con el teléfono, y si una web tarda en cargarse, nos vamos. Además, es un de los factores que Google tiene muy en cuenta para el posicionamiento web. La velocidad de carga de una web depende de diversos factores, entre ellos, de cómo esté hecha —la calidad es fundamental— y del alojamiento web.

Por eso, en Churba & Portillo hacemos tests de velocidad de nuestras webs y de las webs de nuestros clientes muy a menudo. Los hacemos mientras las construimos, al terminarlas, cuando hacemos cambios, trabajos de mantenimiento y casi con cualquier excusa. E incluso sin excusas porque sabemos que no las necesitamos.

Para medir la velocidad de carga de una web usamos diferentes herramientas.

Yo personalmente soy bastante obsesivo y cada vez que me encuentro con un experto –supuesto o verdadero– en marketing digital compruebo la velocidad de su web.

Y lo mismo hago cuando descubro un nuevo producto, empresa o servicio.

La mayoría de las veces no uso más herramienta que mi paciencia, porque al fin y al cabo es la que usamos todos.

Sí, tú, yo y todo el mundo, la mayoría de las veces mide la velocidad de carga de una web solo con su paciencia.

Y tenemos muy poca y una increíble capacidad para medir intervalos de tiempo que podrían parecer despreciables.

Tan poca paciencia tenemos, que las webs que tardan más de cinco segundos en cargarse pierden el 50% de los usuarios.

Por ello, y pensando en la experiencia del usuario desde hace tiempo que Google tiene muy en cuenta la velocidad de carga de una web para su posicionamiento.

Google no admite webs lentas en los primeros puestos de sus resultados de búsqueda y ha impulsado una nueva tecnología llamada Accelerated Mobile Pages o AMP  para que muy pronto las webs sean mucho más rápidas.

Como ves la velocidad de carga de una web determina si puede ser un éxito o está condenada al fracaso.

Pero entre el éxito y el fracaso a una amplia gama de matices y lo que es más importante para los negocios: hay más o menos ventas, por hablar solo de los objetivos fundamentales.

Veamos las consecuencias de las variaciones de la velocidad de carga de los sitios web en distintos negocios:

¿Cómo influye la velocidad de carga de una web en los negocios?

Es determinante, como puedes ver en estos ejemplos:

  • Google: cuando el sitio del buscador aumenta su tiempo de carga en medio segundo las búsquedas disminuyen un 25%. ¡Ojo! estamos hablando de un retraso de solo medio segundo que hace que Google pierda una de cada cuatro búsquedas.
  • Yahoo: aumentó su tráfico un 9% por cada 400 milisegundos que disminuía el tiempo de carga de su web.
  • Firefox: al disminuir la velocidad de carga 2,2 segundos aumentó las descargas de su navegador más de un 15%.
  • Bing: un segundo de retraso en la carga del buscador de Microsoft significa una disminución de sus ingresos de un 2,8%. Dos segundos, una caída del 4,3%.
  • Walmart: por cada décima de segundo que disminuye el tiempo de carga de la web de esta cadena de supermercados de los Estados Unidos, sus ingresos aumentan un 1%. Atención porque si ya cuesta imaginar lo que dura un segundo, intenta hacerlo con la décima parte de él. Y aunque pienses que no somos capaces de saber si una web mejora su velocidad de carga una fracción de segundo, sin embargo las ventas demuestran que sí.
  • Amazon: por cada décima de segundo que aumenta el tiempo de carga de su web, sus ingresos disminuyen un 1%. Hace ya años el gigante del comercio electrónico estimó que si su web tuviera un retraso de solo un segundo podría perder 1.600 millones de dólares por año.

Esto es lo que pasa con algunos de los grandes protagonistas de Internet, pero ¿cómo influye la velocidad de carga en otros negocios?

  • El porcentaje de rebote sube cuando el tiempo de carga aumenta.
  • El porcentaje de conversiones baja cuando el tiempo de carga sube.
  • El 47% de los consumidores espera que una web se cargue en dos segundos o menos.
  • El típico eCommerce o tienda online disminuye sus conversiones en un 50% si el tiempo de carga de las páginas a las que se accede habitualmente sube de uno a seis segundos; sin embargo no ocurre lo mismo con las páginas de finalización de la compra.

Un estudio realizado por Trac Research entre 300 empresas de Estados Unidos –de las cual el 39% eran pequeñas, el 34% medianas y el 27% restante, grandes– reveló que:

  • Cuando la velocidad de carga de la web superaba los 4,4 segundos, la empresa perdía una media de ingresos de 4.100 dólares por hora.
  • Que las webs tenían diez veces más posibilidades de disminuir su velocidad que de caerse o quedar offline.
  • Que las empresas perdían el doble de ingresos porque sus webs fueran lentas que por estar caídas u offline.

Por eso hay quien piensa como Lenny Rachitsky, Product Manager de Airbnb, que sostiene que en B2C, es decir en empresas dirigidas al consumidor final, es mejor que una web esté caída que que sea lenta, porque si es lenta la odias, pero si está caída vuelves más tarde.

A pesar de todo ello, las webs y especialmente las tiendas online, pesan cada vez más cuando debieran perder peso para ser más rápidas.

¿Cómo saber si mi web es lenta?

Pues en primer lugar sin más herramientas que tu propia percepción, tal como haces como con cualquier otra web.

¿Te parece que carga rápido o tarda demasiado?

Prueba con distintos navegadores y desde distintos sitios, pero antes de hacerlo limpia la caché de tu navegador –en Chrome haz click sobre Chrome y en el menú desplegable encontrarás Borrar datos de navegación y en la ventana emergente selecciona el origen de los tiempos o el período de tiempo más adecuado y Archivos e imágenes almacenados en caché; en Firefox, Historial, Limpiar el historial reciente, Caché; para otros navegadores busca en Internet cómo hacerlo–. No te olvides del móvil porque cada vez es más importante y prueba con la conexión más lenta que puedas.

Pídele a otra gente, que en lo posible no esté implicada en tu web o con quien no tengas una relación muy próxima, que haga lo mismo.

Desde luego no es una prueba técnica, sino de percepciones, de sensaciones, de experiencias, porque lo que necesitas ofrecer en tu web, sea de lo que sea, es la mejor experiencia.

Ahora que ya tienes información directa sobre la experiencia de los usuarios de tu web, es hora de medir y ver cómo mejorarla.

Cinco herramientas para medir la velocidad de carga de tu web

Prueba velocidad web

Resumen del test de velocidad web de Churba & Portillo.

A continuación encontrarás algunas de las herramientas que solemos usar. Recuerda que es importante realizar distintos tests a distintas horas y en distintos días porque puede haber diferencias a tener en cuenta.

  • PageSpeed Insights de Google: muy sencillita y muy eficaz. Como en otras herramientas solo tienes que escribir la URL o dirección de tu web y obtendrás una puntuación de XX/100 para móvil, una calificación similar para la experiencia de usuarios con móvil y para la velocidad de carga desde ordenadores. Además capturas de pantalla de móvil y ordenador y sugerencias para mejoras técnicas. Un secretito, si usas servicios de Google, como Google Analytics, nunca conseguirás un 100/100, pero con trabajo y esfuerzo puedes llegar los 90/100 y quizá un poco más. Ir a Page Speed Insights
  • Pingdom Website Speed Test: ofrece un análisis bastante completo que si tienes los suficientes conocimientos técnicos te ayudarán a conseguir importantes mejoras y te permite realizar la prueba desde diferentes lugares: Amsterdam y Estocolmo, en Europa; Nueva York, San Jose (California) y Dallas (Texas) en EEUU y Melbourne en Australia. Ir a Pingdom Website Speed Test
  • GTmetrix: analiza tu web con la tecnología de Google Page Speed y Yahoo! YSlow desde sus servidores en Vancouver, Canadá, y te ofrece interesantes consejos técnicos para mejorar su rendimiento que te puedes bajar en pdf. Además, si eres usuario registrado puedes elegir servidores en distintas partes del mundo, aunque en Europa solo hay dos disponibles en Londres. Los usuarios de pago pueden programar test automáticos y alertas. Ir a GTmetrix
  • Yslow: es la herramienta de Yahoo y funciona como una extensión para distintos navegadores (Chrome, Firefox, Opera, Safari) que debes bajarte e instalar. Si prefieres no hacerlo, usa GTmetrix ya que usa su tecnología. Ir a Yslow
  • WebPageTest: es una herramienta que fue desarrollada originalmente por AOL y ahora está siendo desarrollada y apoyada por Google. Califica a tu web con letras para distintos aspectos técnicos, la mejor es la A y la peor, la F. Permite elegir el sitio desde donde se hace la prueba, la velocidad de conexión y el navegador y al hacer click en detalles de los resultados ofrece información útil para resolver problemas. Ir a WebPageTest

¿Qué factores influyen en la velocidad de carga de una web?

Son varios y algunos residen en la propia web y otros fuera:

  • Alojamiento web: es fundamental, sin embargo no suele valorarse adecuadamente. Hay una tendencia generalizada a recortar costes, a supuestamente ahorrar en el alojamiento web a pesar de que, en la mayoría de los casos, el coste es muy pequeño en relación al negocio. Un mal hosting, por muy barato que sea te saldrá muy caro porque, entre otras cosas hará que tu web sea lenta o esté caída y limitará sus posibilidades. Esto no quiere decir que el alojamiento más caro sea necesariamente el mejor, por eso lo mejor es estar bien asesorado por profesionales que conozcan tus necesidades y las características, beneficios y problemas que ofrecen distintos proveedores.
  • ¿Cómo está hecha tu web? Me refiero a la tecnología pero también a si tienes una web hecha por tu cuñado o por buenos profesionales. Fíjate que en Medium los artículos son puro texto sin apenas imágenes, sin embargo desde el punto de vista técnico pesan mucho más que otros llenos de fotos de gran calidad y ello se debe a defectos de programación. Por otra parte dos webs hechas en WordPress, el gestor de contenidos o CMS más popular de Internet pueden tener tiempo de carga muy diferentes. ¿Por qué? Probablemente porque la más rápida esté hecha por buenos profesionales que se dedican constantemente a optimizarla mientras que la otra sea el producto de inacabado de alguien que se limitó a instalar WordPress y una plantilla sin más. Y es justamente en la velocidad de carga y la consiguiente capacidad de posicionarse y captar clientes donde mejor se ve la diferencia de trabajos, conocimiento, rendimiento, precio y sobre todo, retorno de la inversión.
  • Imágenes: encontrar el justo equilibrio para que las fotos y otras imágenes y archivos se visualicen correctamente sin penalizar a la velocidad de carga de la web es algo que mucha gente ni siquiera se plantea, pero es fundamental y pasa lo que pasa: que webs con un buen alojamiento y bien hechas se hacen cada día más lentas.

¿Cómo mejorar la velocidad de carga de mi web?

Básicamente actuando sobre los factores del apartado anterior:

  • Buen alojamiento: rápido, bien administrado y con un buen soporte. En la mayoría de los casos puedes tenerlo por menos de diez euros mensuales, así que no tiene sentido racanear.
  • Web bien hecha: Bill Bernbach, fundador de DDB Worldwide una de las mayores agencias de publicidad del mundo decía: Nunca hagas tú mismo lo que puedas contratar a otro, sobre todo si el otro lo hace mejor que tú. Y siguiendo esta norma le fue muy bien, así que considera aplicarla tú también y cuando elijas quien va a hacer tu web no mires solo el precio, comprueba la velocidad de carga de su web.
  • Optimiza las imágenes: si no sabes hacerlo encárgaselo a quien sí lo sepa y ganarás dinero.
  • Usa un CDN: ¿qué es eso? Volvemos a recurrir a nuestro diccionario que dice que es

un gran recurso para aumentar la velocidad de carga de tu web y para evitar la sobrecarga de tu servidor web. CDN son las siglas en inglés de content delivery network, es decir red de distribución de contenidos. Esta red está compuesta por servidores ubicados en distintos lugares que guardan datos, como los correspondientes a tu web, para ofrecerlos de manera más eficiente.

Conclusión

Tener una web lenta te hará perder dinero en cambio, contar con una que cargue a la velocidad del rayo es una excelente inversión.

Si quieres que te ayudemos a conseguirla

¡Pide ya más información!

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:, ,

La velocidad web es clave para ganar dinero en Internet

Una respuesta

  1. muy buena información, gracias por el post!!

    empresa de plastico reciclado 6 abril 2016 at 16:49 #

Deja un comentario