Código abierto

El software de código abierto, a diferencia del software privativo puede ser modificado libremente. Así, por ejemplo, si aparece un problema de seguridad no hay que esperar a que el fabricante lo resuelva, sino que cualquier miembro de la comunidad —que suele agruparse en torno a este tipo de programas— puede resolverlo y compartirlo con el resto de los usuarios.

« Volver al Índice