IMAP

En general, cuando configuras un buzón de correo electrónico puedes hacerlo de dos maneras, POP3 o IMAP. Este último es un protocolo que hace que tanto las carpetas como los mensajes se guarden en el servidor, por lo que puedes acceder a ellos desde cualquier dispositivo conectado a Internet, pero debes recordar limpiar los mensajes de vez en cuando para no llenar el buzón.

« Back to Glossary Index