En Internet hay que ser muy claro

Estás buscado algo en Internet, como casi siempre tienes prisa, llegas a una página y en instantes decides si te interesa o no. Si ves rápidamente algo que te puede servir, ahí te quedas. Pero si no lo ves claro, pasas a la siguiente página.

Así actuamos la mayoría de las personas en Internet.

No nos paramos a mirar más detenidamente. No damos una segunda oportunidad.

Por eso, nuestros sitios web tienen que ser muy, pero que muy claros.

Para que cuando alguien llegue, sepa inmediatamente lo que se puede encontrar.

Porque si está interesado, es probable que se quede.

Pero si no sabe que le ofrecen, lo más probable es que se vaya.

Salvo que consigas despertar su curiosidad.

Pero eso no es nada fácil.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario