Comodidad vs. seguridad

cerradura

Cuando pienso en las contraseñas que se emplean en algunas empresas, suelo recordar a una persona que se jactaba de usar la combinación 0000 para las cerraduras de todas sus maletas.

Más de una vez he visto que todo el personal empleaba la misma contraseña.

En otros casos he visto que cada persona tenía su nombre o apellido por contraseña

Y más frecuentemente que una persona empleara una contraseña para todos los servicios: ordenador, correo electrónico, banco, etc, etc.

En todos los casos la razón esgrimida era la misma: comodidad.

Una comodidad que hace vulnerables a personas, empresas y otras organizaciones.

Y que puede acarrear costosas consecuencias, que puede llegar a paralizar a toda la empresa, a dejarla sin correo electrónico y otras desagradables secuelas.

Evitarlas es sencillo: basta guardar diferentes contraseñas seguras a buen recaudo.

Cuando uno se acostumbra, no incomoda ni significa una gran pérdida de tiempo.

Solo requiere un poco de organización.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:, ,

Comodidad vs. seguridad

3 respuestas

  1. Hola. ¿Y porqué no utilizar sistemas ya probados y que son prácticos y a la vez seguros? Token, certificados digitales, sistemas OTP.

    Pedro Latasa 25 marzo 2011 at 12:53 #
  2. Sin duda, siempre que sea posible.

    Jorge 25 marzo 2011 at 13:05 #

Deja un comentario