¡Qué nos suiciden mal!

Viendo los suicidios que la crisis está provocando en Europa, Paul Krugman se pregunta si no es más grave todavía la determinación de los líderes europeos de provocar el suicidio económico del continente.

El premio Nobel de economía cree que España está en plena depresión, con tasas de desempleo similares a las sufridas en los Estados Unidos durante la Gran Depresión y cuya salida sería abandonar el euro.

Pero si, a pesar de todo, los líderes europeos quieren conservar al euro, dice, deberían resignarse a una mayor inflación, implementando políticas fiscales más expansivas.

Pero no lo hacen porque parecen determinados, cree Krugman, a empujar a la economía y a toda la sociedad europea a lanzarse al vacío desde un acantilado.

Así es difícil evitar la desesperación, pero nos queda una esperanza: que nos suiciden mal.

Como decía Gila en sus memorias:

Nos fusilaron al anochecer; nos fusilaron mal.

Y relataba cómo sobrevivió a su fusilamiento.

Puede que otra vez la simple y llana ineptitud juegue a nuestro favor y nos suiciden mal, como fusilaron mal a Gila.

Mientras tanto, nos queda la sonrisa, como la que provoca Gila en este vídeo contando su cacería en África.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario