Software privativo

Es justamente lo opuesto del software libre. Son programas propiedad de una empresa que no puedes modificar aunque presenten serios problemas. El ejemplo típico son los productos de Microsoft, como Word o Internet Explorer que cuando tienen un problema de seguridad, tienes que esperar a que la empresa saque un parche.

« Back to Glossary Index