A Dios pongo por testigo por la voluntad

En medio de esta terrible crisis en la que los propios gobiernos parecen no saber qué hacer, y los bancos sólo te prestan dinero para comprar a Cristiano Ronaldo, es reconfortante ver que hay gente que trata de sacar su pyme adelante usando el ingenio y la imaginación.

¡A Dios pongo por testigo de que nunca más volveré a pasar hambre!

Decía Scarlet O’Hara en Lo que el viento se llevó. De ahí le viene el nombre a un restaurante de Valladolid, que desde ayer ofrece su menú del día por la voluntad. Una iniciativa que ya ha demostrado su éxito en otros lugares del mundo.

Y Valladolid no fue la excepción. A Dios pongo por testigo recibió el primer día de su menú por la voluntad a 70 comensales. La mayoría pagó diez euros por un menú compuesto por tres primeros y tres segundos, agua, vino o refresco, pan y postre.

Además, con esta iniciativa A Dios pongo por testigo consiguió aparecer en distintos medios de comunicación: El Mundo, Europa Press, Norte de Castilla y La Razón; en España y El Universal, en México. A los que seguramente le seguirán otros.

Todo un éxito para el emprendedor inmigrante argentino, Santiago Gómez Bastitini, dueño de A Dios pongo por testigo.

La pena es que la web del restaurante no refleje esta oferta.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:, , , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario