Ikea no vende webs

Si has comprado alguna vez un mueble de Ikea, sabes muy bien lo que venden: productos sin montar que requieren que trabajes mucho, siguiendo unas instrucciones sin palabras. Pero si tienes paciencia y algo de habilidad, consigues un mueble totalmente terminado… y pagado.

Puede que antes de terminar tu mueble pierdas la paciencia o que a medio camino, tengas que desarmar lo ya montado porque no conseguiste comprender las instrucciones, pero si perseveras, obtendrás exactamente aquello por lo que has pagado, sin que te falte o te sobre una sola pieza.

Porque Ikea te entrega siempre un producto diseñado hasta en el más mínimo detalle.

Lo que no hace Ikea es venderte, por ejemplo, un sofá que al montarlo descubres que no tiene tapicería.

Porque a Ikea, llegado a ese punto, no se le ocurre decirte, como nadie como tú conoce tus gustos y necesidades, tapízalo como tú quieras.

Más aún, cuando consigues tener tu sofá terminado y pagado, sencillamente lo disfrutas y no tienes que pagar un euro más.

Si tu empresa es única, tu web debe ser única

Los muebles de Ikea son iguales para todos.

Las empresas son o deberían ser únicas. Tienen su propia personalidad y sus propias necesidades.

Por eso, cada empresa necesita que su web sea única.

Por eso, las webs corporativas no pueden ser como los muebles de Ikea, iguales para todos.

Sin embargo, hay quien vende webs para empresas que tienen todos los incovenientes de los productos de Ikea y ninguna de sus ventajas.

Es decir, te entregan una web igual a la de los demás, sin montar y cuando después de mucho trabajo y esfuerzo, crees que estás a punto de terminarla, te dicen: y como nadie conoce como tú las necesidades de tu empresa, ahora termínate la web a tu gusto…como si Ikea te entregara un sofá sin tapicería.

Más aún, cuando has terminado tu web como Dios te dio a entender y ya la tienes publicada, descubres que tienes que pagar una cuota mensual por el uso de software.

Algo así como si Ikea quisiera cobrarte una cuota mensual por el diseño de tu sofá.

Más aún, si con el tiempo quieres cambiar tu alojamiento web, descubres que no puedes hacerlo, que la web no es tuya porque está hecha con el software de la empresa que te la vendió y nadie más que esa empresa puede usarlo.

Algo que Ikea nunca te haría.

Por eso, antes de comprar la web de tu empresa, entérate bien qué estás comprando, porque hay webs que se venden como tipo Ikea, avaladas por subvenciones públicas o por entidades que viven del dinero que estamos obligados a pagarles y no son de Ikea. Porque Ikea no hace webs.

Churba & Portillo te ofrece webs corporativas creadas, diseñadas y realizadas de principio a fin por profesionales.

Webs que venden y que siempre serán tuyas.

Llámanos ya al 968 84 09 77 o escríbenos y lo comprobarás.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:, , ,

Trackbacks/Pingbacks
  1. 10 factors que determinen el preu d'un web - El Blog de la Negreta - 16 febrero 2015

    […] que pagar a los profesionales que lo hacen. Y si te dicen esto es como Ikea, no lo creas, porque Ikea no vende webs. Pregunta por las instrucciones para el montaje y si te dan hasta el último tornillo o te dicen, […]

Deja un comentario