Hacer de la mierda un negocio

cerdo

James Hart y Jeremy Iles, dos granjeros del condado de Gloucester, Inglaterra, demostraron un gran olfato para los negocios, convirtiendo los excrementos de sus cerdos en una nueva fuente de ingresos que sacó a flote su empresa.

Dicen que la necesidad agudiza los sentidos y eso parece ser lo que le ocurrió a Iles y Hart, quienes pasaban dificultades con su granja de cerdos y además se enfrentaban a un dilema:

¿Qué hacer con 12.000 toneladas de caca de cerdo?

La solución resultó asombrosamente simple: convertirlas en dinero.

Sin embargo, a ningún granjero se le había ocurrido antes.

Iles y Hart crearon una planta de biogas que generará 2,2 millones de kilowatts al año, electricidad suficiente para para proveer a 175 viviendas y obtener más de 330.000€, sobre todo gracias a las subvenciones.

Además, se ahorrarán más de 33.000€ por año en energía para la granja y más de 66.000€ en fertilizantes. Y tendrán calefacción gratis en casa.

Beneficios ambientales

El proceso eliminará prácticamente el olor de los excrementos de sus cerdos, vacas y pollos, pero hay algo más importante todavía: eliminará 10.000 toneladas de emisiones de carbono, equivalente a las producidas por 9.000 vuelos entre Londres y Nueva York.

Beneficios económicos

Conseguir la financiación para el proyecto fue francamente difícil, pero después de buscar mucho, obtuvieron una subvención de más de 300.000€ del programa para desarrollo rural y un préstamo bancario de casi un millón de euros.

Pero valió la pena.

Ya sacan lo suficiente para ir afrontantando sobradamente el préstamo y para hacer que la granja sea viable, manteniendo así los puestos de trabajo que permiten vivir a diez familias.

Un ejemplo a seguir

En Australia se proponen hacer algo similar, pero a escala nacional, lo que les permitiría eliminar más de un millón de toneladas de gases de efecto invernadero.

También en nuestras empresas podemos seguir el ejemplo de estos granjeros ingleses, usando la imaginación para innovar.

Para encontrar cosas que desechamos, que parecen inútiles, pero que pueden representar una insospechada fuente de ingresos.

Así que pongamos a trabajar nuestro olfato para los negocios.

Fuente: BBC y Climate Spectator.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:, , ,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario