Empresas propiedad de sus clientes

The Community Store

Hace unos días una noticia insólita llegó a la portada del New York Times: un pueblo crea su propio gran almacén.

El pueblo se llama Saranac Lake y se había quedado sin un gran almacén desde que en 2002 cerrara el único que tenían.

Una empresa comunitaria

Wal-Mart creyó ver allí una oportunidad de negocio, pero la mayoría del pueblo se opuso y el gigante de la distribución renunció a instalarse en Saranac Lake.

Pero la falta de este gran comercio era un problema para la gente, que tenía que desplazarse hasta para comprar ropa interior.

Surgió entonces la idea de que fuera el propio pueblo quien cubriera estas necesidades, creando una empresa en la que pudiera participar todo el que quisiera, pero sin llegar a controlarla.

Después de cinco años consiguieron reunir medio millón de dólares -unos 372.000€- con aportaciones medias de 800 dólares -algo menos de 600€-.

Y a finales de octubre abrió The Community Store que trata de no competir con el comercio local ya existente, pero ofrece lo que sus vecinos necesitan, contribuyendo así a reactivar la economía y la vida del pueblo.

En Estados Unidos y Gran Bretaña

Este es el primer caso de este tipo en el estado de Nueva York, pero en otras partes de los Estados Unidos hay muchos más.

En Gran Bretaña, pequeños pueblos tratan de salvar negocios locales convirtiéndolos en patrimonio de la comunidad. Sobre todo, después de que la idea apareciera en un popular programa de televisión.

The Plunkett Foundation promueve esta fórmula y en Inglaterra, Escocia y Gales ya hay 260 tiendas que son de propiedad comunitaria.

En España

La misma idea se aplicaba en los antiguos economatos españoles y, en los últimos tiempos, apareció, por ejemplo, en los grupos de consumo responsable en los que consumidores y productores de alimentos ecológicos encontraron una fórmula que beneficiaba a todos.

Ahora que nuestros políticos parecen empeñados en rescatar a los bancos a toda costa, olvidándose de las pymes, puede que sea el momento para que sea la gente, los propios clientes quienes rescaten a las pequeñas empresas que les brindan valiosos servicios empleando fórmulas como ésta.

Puede que incluso, mediante esta fórmula puedan crearse nuevas pequeñas y medianas empresas, lo que redundariría en beneficio de todos, porque, conviene recordarlo una vez más, son las pymes las empresas que más puestos de trabajo generan.

Algunos de los que aquí trabajamos estamos reflexionando sobre estos temas. Si tú también estás interesado, escríbenos porque no sabemos si conseguiremos resultados, pero al menos lo intentaremos.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:, , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario