Se trate de lo que se trate, siempre creemos que los demás están dispuestos a pagar más

Chuletones asturianos

Determinar el precio que los demás están dispuestos a pagar por un producto no es tarea sencilla. Y si para hacerlo nos basamos solamente en lo que creemos, hay muchas posibilidades de que nos equivoquemos. Así lo demuestra un estudio reciente que revela que no importa de lo que se trate, ya sean ositos de peluche o iPhones, siempre creemos que los demás están dispuestos a pagar más que nosotros.

Shane Frederick, de la Universidad de Yale, descubrió que sus alumnos estaban dispuestos a pagar 27 dólares por los DVD de cuatro temporadas de los Sopranos, pero estaban convencidos de que otras personas estaban dispuestas a pagar 40 dólares.

Más de un 40%

Frederick siguió investigando y descubrió que este fenómeno no sólo ocurría con DVD, sino también con trufas de chocolate, libros, ositos de peluche, artículos deportivos, iPhones, obras de arte e incluso bienes imaginarios, como un viaje a la luna o una píldora mágica que confiere la capacidad de hablar francés.

Según el investigador, las personas que respondieron a su consulta on line constituían una buena representación de la población de los Estados Unidos y su percepción sobre lo que otros estaban dispuestos a pagar por un producto era más de un 40% superior a la realidad.

Así que mejor tengamos en cuenta los resultados de este estudio, publicado en el Journal of Consumer Research, a la hora de fijar nuestros precios y en lugar de fiarnos simplemente de nuestras impresiones, hagamos un estudio de mercado.

Foto: equality/Creative Commons.

¿Te gusta este artículo?

Entonces suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis información premium para tu negocio y ofertas exclusivas.

¡Suscríbete ya!

Etiquetas:,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario